CORAZON DE RAMAS DE TOMILLO

Ya vamos por el séptimo desafío diogenero y he de decir que me siento muy orgullosa de pertenecer a este grupo tan fantástico.
El DIY de hoy es muy sencillo y además tiene su historia.

Hace unos meses, hacia el mes de mayo compre unos arbustos de tomillo para una jardinera.  Me dijeron que eran muy fáciles de cuidar y que crecían rápido. Yo estaba feliz, pues para las plantas soy bastante negada. Mi gozo en un pozo, no llegaron al final del verano. ¿Creéis que exagero?

Ya veis que no he exagerado nada de nada…. Como no me molestaban (más bien me daban un poco de lástima), las dejé en la jardinera hasta la próxima primavera que plantaré otra cosa. Así que el destino de mis arbustos secos de tomillo no era otro que la basura. Pero qué pena, con lo bien que huelen a pesar de estar resecos. Así que el destino ya no es la basura, sino pasar a ser unos corazones decorativos.

Y el siguiente paso ya depende de la habilidad de cada uno. Hay que ir juntando las ramitas, atándolas con el hilo de pescar y dándoles la forma de corazón.

Una vez que tenemos el corazón sólo nos falta atarle una bonita cinta…

Y listo!

La verdad es que huele fenomenal y es un adorno muy mono para colocar en puertas, cajones o incluso para colgar dentro de un armario.

Si os gusta, compartidlo. Y si lo hacéis, ¡enseñadme el resultado!

Este DIY participa en el 7º desafio de las diogeneras, Si quieres ver al resto de participantes pincha aquí

34 pensamientos en “CORAZON DE RAMAS DE TOMILLO

  1. Victoria Herranz

    La idea me ha encantado!!! Y además me viene genial, porque soy una planticida y me cargo todas las plantas que entran en casa (hasta los cactus). Ahora por lo menos me has dado una idea para reutilizarlas.

    Besos!

Los comentarios están cerrados.